FIEBRE DE SÁBADO POR LA NOCHE

John Travolta se presenta en su primer estelar, anteriormente había participado en pequeños papeles en unas cuantas TV Series y aunque ya contaba con el estelar de la cinta EL NIÑO DE LA BÚRBUJA, ésta sería proyectada sólo a través de la pantalla chica, en síntesis, su papel más importante hasta ese momento, había sido como actor de reparto en la película CARRIE que protagonizara Sissy Spacek.
La experiencia adquirida como actor y bailarín de teatro, en donde participó en diversas obras musicales, entre ellas Grease, sería lo que le abriría las puertas del éxito, el productor Robert Stigwood ya había puesto los ojos en él para interpretar el papel de Tony Manero en el proyecto llamado SATURDAY NIGHT FEVER.
El argumento nos relata las vivencias de un joven de Brooklyn muy popular entre sus amigos, admirado por su particular estilo de desenvolverse dentro de la pista de baile local, sin embargo, fuera de eso las cosas no le iban tan bien, su padre lo disminuía constantemente ante los “enormes logros” de su hermano el sacerdote, en tanto que su trabajo era poco envidiable, pues desarrollaba funciones de asistente en una tienda de pinturas, por lo tanto, su sueño cada semana, era la llegada del sábado para asistir a la discoteca, sitio donde lo honraban, haciéndolo sentir importante.
En ese ambiente conoce a Stephanie, la bella que cambiaría su forma de percibir las cosas, habiendo trabajado al otro lado del puente, según el decir de ella misma, se había convertido en mujer de mundo, toda vez que ya había conocido a algunas estrellas de moda, Tony deslumbrado se enamoró de ella, naciendo en su interior la necesidad de superarse para enfrentar el inevitable futuro . . . . .
Al igual que los actores, los temas musicales fueron un verdadero acierto, seguramente recordarán la gran interpretación de The Trammps para “Disco inferno” (Oír), también a Ivonne Elliman M.F.S.B. y Walter Murphy con sus inolvidables “If I can´t have you” “K-Jee” y “A fifth of Beethoven” (Escucharlas), además de las formidables composiciones de The Bee Gees “Stayin’ alive” (Oír), “How deep is your love” (Oír) que junto con “You should be dancing” “Night fever” y “More than a woman”, tonadas que pueden escucharse en los videos adjuntos, lograron establecer los cimientos de una gran época en la historia de la música juvenil.

DONNA SUMMER

Originaria de la ciudad de Boston en Massachusetts, LaDonna Adrian Gaines comenzó a destacar dentro de la música gracias a “Love to love you baby” (Oír), tema que originalmente fue grabado sin pena ni gloria en Europa, sin embargo, gracias a la difusión y arreglo hecho en los Estados Unidos por Casablanca Records, por cierto con una duración cercana a los 17 minutos, razón por la cual se inició la moda de los discos de 33 rpm llamados Maxi-Single, causó gran espectación a mediados de la década de los años 70s.
A este gran éxito se unieron en 1976, otros dos temas que la consagraron en forma definitiva, “Try me, I know we can make it” (Oír), además de “Spring affair” (Oír), extraídos de sus albums LOVE TRILOGY y FOUR SEASONS OF LOVE, no había duda alguna, Donna Summer llegó para arraigarse al corazón de los jóvenes y ya no tan jóvenes en todos los rincones del orbe.
Durante el año 1977 salió a la venta el LP: I REMEMBER YESTERDAY, mismo que contenía otro tema que rompería record de ventas “I feel love” (Oír) y antes de terminar año encontraríamos en el mercado su album doble ONCE UPON A TIME, del cual haremos énfasis, tanto en “Happily ever after” (Oír), como en la canción que dio nombre a la citada producción discográfica (Oír).
El papel de Nicole Sims con el cual participó en la película “Thanks God it’s friday”, marcó su debut cinematográfico, pero eso no fue lo mejor, “Last dance” (Oír) que Donna interpretó durante la comentada cinta, obtuvo el Oscar a la mejor canción durante el año 1978.
Los logros continuaron y en muy buena cantidad, hoy nos basta con recordar “McArthur Park Suite” (Oír) “Hot stuff” (Oír) “Bad girls” (Oír) “On the radio” (Oír), así como “The wanderer” (Oír) “No more tears” (Oír) a dueto con la diva Barbra Streisand y “She works hard for the money” (Oír), los cuales fueron, todos y cada uno de ellos, editados en Maxi-single, para que hoy podamos darnos cuenta el por qué, la inolvidable Donna Summer fue, es y será por siempre . . . La Reina de la Música Disco.

JUEGO SUCIO

Esta cinta la vi por vez primera siendo una niña de escasos ocho años, pero me sigue encantando, fue filmada en el año 1978 y nos muestra una serie de peripecias y malos entendidos ocasionados por un microfilm del cual Gloria Mundy (Goldie Hawn), nuestra heroína, desconoce que existe y todo esto se deriva de una buena acción, al ofrecerse a “dar un “aventón” a un desconocido que se encuentra mientras viajaba sola por la carretera hacia San Francisco.
Cuando la situación se enreda, volviéndose peligrosa, es necesaria la intervención del detective Toni Carlson (Chevy Chase), quien se se hace cargo del caso junto con su pareja el detective Fergie (Brian Dennehy), durante el transcurso de las diversas situaciones Gloria cuenta siempre con el apoyo de su amiga Gerda Casswell (Rachel Roberts) y el Sr. Hennessey (Burgess Meredith), la primera una feminista que sabe cuidarse muy bien, en tanto que él es un viejito agradable pero no por eso menos efectivo a la hora de defenderse.
Las escenas más divertidas suceden cuando por azares del destino, Gloria se topa varias veces con Stanley Tibbets (Dudley Moore), un director de orquesta de profesión pero siempre dispuesto a encontrar aventuras con personas del sexo opuesto, con todos estos ingredientes, la película resulta bastante entretenida y es porque aún sin desearlo, a nuestros protagonistas les corresponde resolver el complot para llevar a cabo un asesinato.
El fondo musical del vídeo es el tema de la cinta “Ready to take a chance again”, interpretado por Barry Manilow.

NATALIE COLE (Inseparable 1975)

Natalie Maria Cole nació en la ciudad de Los Angeles, CA. el día 6 de febrero de 1950, ella vino al mundo para dedicarse a cantar, descendiente de talentosos músicos y cantantes, siempre se encontró rodeada por grandes protagonistas de diversos géneros musicales y como muestra un botón, su señor padre Nat King cole, sin duda . . . Una leyenda.
A la edad de 25 años Discos Capitol le produjo y sacó al mercado el disco de larga duración que marcaría su debut: INSEPARABLE, mismo que la catapultó de inmediato al estrellato, dos temas del material incluído “This will be” (Oír) y el tema del cual el disco tomó su nombre “Inseparable” (Oír) encabezaron durante un tiempo las listas del Rhythm & Blues, llevándola a recibir dos Grammys en el año 1976, mejor revelación femenina y por “This will be” como la mejor interpretación femenina.
En nuestra personal opinión esta producción ha sido lo mejor de su discografía, sin embargo, hay quienes le atribuyen ese título a otro disco: UNFORGETTABLE . . . WITH LOVE, editado 16 años más tarde y del cual con toda seguridad les hablaremos en otro artículo.
Ahora bien, regresando al LP que nos ocupa, les diremos que además de las ya mencionadas tuvieron un éxito bastante aceptable canciones como “Joey” y “Something for nothing” (Escuchar), lista a la que nosotros agregaríamos tres más, muy románticas por cierto “I can’t say no” “you” y “I love him so much” (Escuchar) que aunque no se escucharon con frecuencia en la radio, si continuamente en su humilde casa, hasta dejar inservible el acetato, que por suerte, fue totalmente remasterizado para editar el CD a principios de los 90s.

EL CIELO SE EQUIVOCÓ

El argumento se basa en un error originado en el cielo, donde permitieron que un alma retornara a la vida a ocupar otro cuerpo, sin borrar de la memoria su existencia anterior, situación que provoca terribe confusión en Alex Finch (Robert Downey Jr.) cuando conoce en su nueva vida a quien amó intensamente en la pasada, sólo que esta vez con una enorme diferencia de edades.
Excelente comedia romántica en la cual sus protagonistas: Cybill Shepherd, Mary Stuart Masterson, Ryan O’Neal y el ya mencionado Downey Jr., se enredaron en una serie de malos entendidos y divertidas situaciones que nos permitieron disfrutar de un par de horas bastante agradables y mejor para quienes tuvimos oportunidad verla en compañía de un ser querido.
El siguiente vídeo presenta fotografías de las diversas escenas y naturalmente acompañadas por el tema musical “Chances are” interpretado por Johnny Mathis.