SYBIL

Hace diesciseis años aproximadamente, desde la primera vez que leí este libro, el cual en mi personal opinión, deberíamos leer todos, cuando menos una vez y así, tal vez podríamos comprender lo vulnerable que es la mente de un niño y tan fuerte al mismo tiempo,  Sybil-FRS al llevar en sus espaldas el peso de los traumas de los padres, pero también, del mismo modo, nos ayuda a comprender que si los padres pueden dañar y traumatizar a la niña en cuestión, es porque anteriormente. a ellos tambien los dañó la ignorancia de sus propios padres, convirtiéndose en una larga cadena.
Escrito por Flora Retha Shreiber.
Sibyl Isabel Dorsett, edad aproximada 25 años. Una chica retraída, tímida, sin una continuidad en sus recuerdos ni en su vida diaria. Maestra sustituta en un jardín de niños, estudiante de arte, solitaria, sabedora de que su vida no es normal, vive pendiente del reloj cuando está consciente de si misma, en virtud de que en cualquier momento nota que ha perdido desde unos minutos hasta  años de su vida sin memoria o conocimiento de lo sucedido.
Un incidente frente a sus alumnos y un accidente en casa, la llevan a una clinica en dond, a causa de su comportamiento, es canalizada con una psiquiatra quien nota los continuos cambios en el comportamiento, la desorientación, así como la inquietud de vigilar constantemente el reloj para asegurarse de la hora e incluso el día en que ella se encuentra.
Su primera impresión es de que debe ser una especie de histeria, sin embargo, al ir más a fondo y tras numerosos tropiezos, la doctora Wilbur se va involucrando con cada una de las personalidades que se van presentando ante ella :
Sybill Dorsett – 1923 … La personalidad primaria .
Victoria Antoinette Scharleu (Vicky) – 1926 … Una chica delgada, alegre, originaria de Paris, amante de la música, conserva la continuidad de la memoria y las personalidades de Sybil.
Peggy Lou Baldwin – 1926 … De cabello oscuro y lacio, facilmente irritable, temerosa de lo que ella llama: “La gente”, siempre rompe ventanas y cristaleria.
Peggy Ann Baldwin – 1926 … De características similares a Peggy Lou, pero con un caracter totalmente opuesto, temerosa de todo.
Mary Lucinda Saunders Dorsett – 1933 … Gordita, hogareña, de cabello largo y oscuro, de caracter maternal.
Marcia Lynn Dorsett – 1927 … Escritora y pintora, ojos grises, cabello castaño peinado de lado, sumamente temperamental.
Vanessa Gail Dorsett – 1935 … Peliroja, alta y delgada, muy atractiva, intensa, erótica, apasionada y dramática.
Mike Dorsett – 1928 … Personalidad masculina, carpintero y ebanista, piel aceitunada, cabello obscuro y ojos marrones.
Sid Dorsett – 1928 …  Personalidad masculina, también carpintero y hace todo tipo de reparaciones, piel clara, cabello oscuro y ojos azules .
Nancy Lou Ann Baldwin – Sin fecha determinada … Delirante, temerosa del fin del mundo, le interesa la política como cumplimiento de profecías biblicas, cabello oscuro y lacio.
Sybil Ann Dorsett –  1928 … Cabello rubio, tez ovalada, despistada y neurótica, pálida, tímida, apática y fría .
Ruthie Dorsett  –  Sin fecha determinada … Niña de dos años de edad, la personalidad menos desarrollada.
Clara Dorsett – Sin fecha determinada … Religiosa y muy crítica de Sybill.
Helen Dorsett – 1929 … Cabello castaño claro y ojos color avellana, siempre tiene miedo de todo, pero está determinada a desarrollarse.
Marjorie Dorsett – 1928 … Morena pequeña y bien parecida, vengativa y de risa fácil.
La rubia – 1946 … Rubia rizada, eternamente de quince años, permanece siempre latente, con una vision optimista de la vida.
La nueva Sybill – 1965 … El resultado de la amalgama de las otras dieciséis personalidades.


Comentarios

SYBIL — 2 comentarios

  1. Agradezco profundamente a la autora Joyce porque gracias a su publicación, me propuse conseguir y ver la cinta que tan brillantemente estelarizó Sally Field en 1976, por supuesto, sin demeritar el excelente trabajo de la actriz Joanne Woodward (Quien fuera esposa del lamentablemente desaparecido Paul Newman), he podido observar que el presente artículo es el primero que en materia de obras impresas nos comenta, ojalá se animara a continuar compartiéndonos sus experiencias.
    Un saludo y mis más sinceras felicitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *